Widget Image
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna

Sorry, no posts matched your criteria.

Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

¿Abrimos o no el comercio marítimo en Chile?

En una actividad organizada de manera conjunta por BRITCHAM y la Campaña Great de UK, se abordaron las principales aristas del proyecto de Ley de Cabotaje. La iniciativa legal ha generado temores en algunos sectores de la marina mercante chilena. Mientras que sus defensores apuntan a que este cambio permitirá mejorar los precios, la calidad del servicio y fomentar la innovación.

Por Pilar Araya

Abrir el cabotaje es la esencia de este proyecto de ley que lleva mucho tiempo en el congreso, y que no ha estado exento de polémicas. “Esta iniciativa persigue abrir el transporte de mercadería y pasajeros entre puertos chilenos a empresas navieras que no tengan bandera ni reputación marítima dentro de nuestro territorio, y establecer ciertos límites de tonelaje respecto de que naves pueden o no entrar”, explica el abogado Radoslav Depolo, Socio de Kenedys Chile y especialista en libre competencia.

El profesional, quien además fue el encargado de exponer este tema en el evento Legal Services are GREAT, señala que los grandes cambios de este proyecto tienen que ver con el artículo quinto de la Ley América Mercante. Un artículo que – precisamente – ha generado mucha controversia, no solo en la ley de cabotaje, sino también en temas de libre competencia.

 ¿Por qué hay sectores de la marina mercante chilena que se sienten amenazados con este proyecto de ley?

Porque de alguna manera tienen la protección que les da la norma actual, de que no pueden haber compañías navieras extranjeras operando en puertos chilenos.

La competencia genera bienestar, eso es un principio claro. Donde hay competencia, hay precios más bajos, los clientes pueden elegir, mejorar la calidad y la innovación. Por lo tanto, teóricamente esto es mejor para el comercio marítimo. Sin embargo, desde otro punto de vista, las compañías navieras chilenas dicen: ‘oiga van a entrar compañías extranjeras a competirnos acá, pero no se nos está dando reciprocidad para nosotros hacer lo mismo en los países de donde ellos vienen’.

Naturalmente no puedo pretender tener cabotaje en China, dando como moneda de cambio el cabotaje en Chile porque los volúmenes son radicalmente distintos

Radoslav Depolo, Socio de Kenedys Chile

¿Qué factores impiden esa reciprocidad?

Sucede que en este caso no sólo hay principios nacionales en juego, sino que también internacionales. Por ejemplo, si nos ponemos en un escenario de reciprocidad con el Reino Unido, las naves chilenas podrían transitar desde Liverpool a Southampton. Sin embargo, eso es muy complejo con cualquier país, porque hay desequilibrios de volúmenes. Naturalmente no puedo pretender tener cabotaje en China, dando como moneda de cambio el cabotaje en Chile porque los volúmenes son radicalmente distintos.

Por lo mismo, este tema es muy complejo y por eso que se está discutiendo.

¿En qué etapa se encuentra este proyecto legal?

Está en su etapa inicial. Le queda un recorrido importante. Por lo tanto va a seguir el curso ordinario de un proyecto de ley y esto va ser dos o tres años, a menos que el gobierno le otorgue carácter de urgencia. Pero hay que esperar las indicaciones, el debate en el senado y la cámara. Ver cómo van a participar los grupos de interés.

Al final el cabotaje es un tema político que tiene que ver con un tema de política país. ¿Queremos sostener la marina mercante nacional, a través de una medida de protección como la actual?, o ¿queremos abrir aún más  el comercio marítimo permitiendo que naves extranjeras operen dentro de los puertos chilenos con sistema de cabotaje?