Widget Image
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna

Sorry, no posts matched your criteria.

Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

Clive Oppenheimer: “Chile es un paraíso para un vulcanólogo”

El reconocido vulcanólogo británico fue uno de los invitados estrellas del Congreso Futuro 2019. En entrevista con Inside Britcham, explicó por qué Chile es un país ideal para estudiar esta ciencia y cómo se debe trabajar con la comunidad frente a una erupción de un volcán.

Por Antoine Bradley

Para Oppenheimer la gran ventaja de la vulcanología es que se puede abordar desde varios ámbitos: la arqueología, la antropología, la geociencia, las matemáticas, la ciencia del clima y el análisis de riesgo.

Esta mirada explica precisamente por qué este británico decidió involucrarse en el proyecto cinematográfico «Into the inferno» (2016), donde trabajó con el alemán Werner Herzog para Netflix. El filme es un tipo de meditación sobre los volcanes y las cosas que tienen que ver con ellos. “Si uno espera una película científica se va a sentir decepcionado,  porque nos centramos más bien en la antropología y las comunidades que viven cerca de los volcanes. De hecho, una de las razones por las cuáles quería hacer esta película fue precisamente para alejarme del enfoque de los desastres y mirar a los volcanes sobre un plazo de tiempo más largo. Por lo mismo nos detuvimos en entender como en diferentes partes del mundo, los volcanes son parte integral de los sistemas de creencias de la gente”, indica.

En consecuencia, añade, frente a un posible riesgo de desastre natural la ciencia ayuda sólo hasta cierto punto. “Es fundamental también tomar en cuenta las vulnerabilidades y la capacidad de resiliencia de una sociedad. La clave es que debe existir un enfoque interdisciplinario en el diálogo entre los científicos, las comunidades, las autoridades y los medios de comunicación”.

Frente a un posible riesgo de desastre natural, la ciencia ayuda sólo hasta cierto punto

Clive Oppenheimer

Desafíos y oportunidades de estudiar volcanes en Chile

El país cuenta con 2.900 volcanes  y 90 de ellos presentan algún tipo de actividad. Frente a este escenario, Oppenheimer confiesa que el país es un paraíso para un vulcanólogo. “Una de las características interesantes de los volcanes chilenos es que están ubicados desde el desierto hasta la Patagonia, por lo tanto se encuentran en ambientes muy diferentes. Asimismo, están cerca de la frontera, y eso aporta una dimensión internacional al monitoreo de volcanes y la evaluación de riesgos”.

Durante su visita a Chile, el científico británico visitó el Servicio Nacional de Geología y Minería (SERNAGEOMIN). También fue al observatorio en Temuco, donde monitorean todos los volcanes de Chile. “Quedé sumamente impresionado por lo que están haciendo, el equipamiento que tienen, su compromiso y su dedicación”, puntualiza.

“Lo que también me ha impresionado es que Chile está muy bien integrado dentro de la comunidad internacional. Ha albergado un par de congresos internacionales de vulcanología, uno en Pucón que ocurre cada cuatro años y que es nuestro mayor evento, y otro en Puerto Varas hace unos años”.