Widget Image
Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna

Sorry, no posts matched your criteria.

Sign Up To The Newsletter

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet

Philip Hardwick: “Chile tiene la oportunidad de ser un gran exportador de productos agrícolas sustentables“

El experto inglés en financiamiento climático asegura que Chile tiene una de las agriculturas más fértiles del mundo y una energía solar eficiente, que lo puede convertir en uno de los grandes exportadores de productos sustentables de Latinoamérica. Invita a los gobiernos y agentes financieros a invertir en una economía más verde, y a las personas a estar más atentas y presionar para ello.

Por Paula Palacios

¿En qué áreas Chile puede crecer para desarrollar una economía verde y sustentable?

Hay un par de áreas. Lo primero -y que no se trata necesariamente de crecimiento- es la transición del carbón que alimenta a la industria de la minería. Como cualquier país, Chile tiene que desprenderse del carbón, lo que no representa una oportunidad en sí.

La gran oportunidad de Chile es ser uno de los grandes exportadores de América Latina de productos agrícolas sustentables, como los de tipo orgánicos, los frutos frescos

Philip Hardwick, Experto de fianzas verdes

El sector de minería podría, incluso, adelantarse en 20 años en términos de exportación. Aún existe una gran dependencia con la minería, por tanto, Chile puede liderar las prácticas mineras sustentables y que ya se está haciendo en algunas áreas. Aun así, hay una enorme oportunidad para entrar a un mercado diferente al minero, que es la agricultura sustentable.

¿Cuáles son las ventajas en la agricultura chilena que pueden ayudar a Chile a lograr esa economía verde?
La agricultura chilena es unas de las más fértiles del mundo, y con una energía solar eficiente. Las condiciones son muy buenas: hay un sector financiero educado y avanzado, y la posibilidad de abastecer la agricultura sustentable a través de la energía solar es una gran ventaja. Se pueden usar camiones con paneles solares para llevar los productos a los puertos y luego exportarlos, lo que satisface tanto la demanda doméstica como internacional.

¿Chile está usando estas ventajas de manera óptima?
Como en cualquier economía, la gente está empezando con estas iniciativas poco a poco. Si se compara con otros países, Chile lo está haciendo bien, aunque otros también, como Colombia y México. Argentina, en cambio, lo está haciendo mal. Dentro de la Región, Chile está bastante avanzado, aunque a nivel global está bajo. Como miembro de la OCDE, Chile debería tener grandes aspiraciones. Y no es que esté fallando, pero debe seguir haciendo un buen trabajo en ese rubro y mejorar para convertirse en líder.

A nivel global, en materia de inversiones,  hay un cambio hacia estrategias verdes. ¿Quiénes son los actores responsables de esto y hacia dónde va la inversión verde en el futuro?
Los actores responsables somos tú, yo, ¡todos! Nos estamos dando cuenta de que si nuestros portafolios de pensiones e inversiones no están compuestos de este tipo de productos, nuestro tiempo sobre este planeta podría verse severamente reducido. Los millennial son el grupo de inversores más importante para los fondos de pensiones. La demanda proviene de la gente, y es la responsabilidad de cada uno pedirle a su fondo de pensiones que invierta adecuadamente. Los gobiernos y los fondos de pensiones solo reaccionan ante la presión de la gente. Entonces, tiene que venir de nosotros y de las generaciones jóvenes. Las antiguas industrias, como la de combustibles fósiles, no son adecuadas para el siglo XXI. Tener carbón en tu portafolio de inversiones puede que ahora te reditúe dinero, pero no en 20 años. No eres un muy buen gestor de fondo de pensiones si no miras a largo plazo.

Todo apunta, entonces, a que hay que mirar lo sustentable.
La inversión verde se está volviendo normal, y a largo plazo tendremos que implementar un sistema de “auditoría verde”, tal como tenemos ahora un sistema de auditoría financiera. Algunos de los productos financieros verdes más exitosos, como el precio del carbono o los bonos verdes, tienen un nivel de escrutinio alto en términos de lo que se está haciendo con el dinero. No se trata de inventar una tecnología que lleve un hombre a la luna, sino de tener una regulación creciente, que asegure que nuestras compañías comuniquen lo que están haciendo de manera adecuada.

¿Qué le falta, entonces, a Chile para promover las finanzas o una economía más verde?
El sector de energía debiera ser más proactivo. También creo que el sector financiero podría liderar más en términos de los productos que ofrece, por ejemplo, con hipotecas y bonos verdes. Aunque, lo fundamental, es que cada persona pregunte dónde están invirtiendo su dinero. La responsabilidad de todos es presionar a quienes manejan nuestras finanzas, para asegurarnos que están invirtiendo en cosas que no están matando al planeta. Cuando las personas reaccionan, todo comienza a moverse más rápido.  La gente tiene que darse cuenta que su voz individual se suma a una voz colectiva muy potente.

¿Está optimista, entonces?
Sí , las cosas están cambiando, aunque creo que no nos damos cuenta del daño que hemos cometido. La COP25 se hará este año en Chile; una muy buena oportunidad para tomar consciencia de este tema. Los ojos del mundo están posados en Chile en cuanto al debate sobre el cambio climático. Ahora es el momento de hacer preguntas y de ver lo que uno puede hacer. Es una excelente oportunidad para las compañías anglo-chilenas de innovar y ser el foco de atención.